Conflictos marítimos y medios de resolución en la Europa Atlántica (siglos XIII a XVII)” (21 y 22 de abril 2017)


El Instituto de Estudios Medievales y Renacentistas (IEMYR) de la Universidad de La Laguna

Espléndida cobertura desde PeriodismoULL para el Seminario Internacional “Maritime Conflicts and their Resolution in Atlantic Europe (13th-17th Centuries) / Conflictos marítimos y medios de resolución en la Europa Atlántica (siglos XIII a XVII)”, celebrado estos pasados días 21 y 22 de abril en el seno de nuestro Instituto.
Aquí les ofrecemos enlace a cada uno de los artículos en que se tratan las intervenciones que en este coloquio se han preguntado por un tema muy actual: la violencia en el mar. Algo con un claro precedente medieval y altomoderno pero que nos obliga a afrontar problemas muy presentes en nuestro mundo. Si quieren saber más al respecto, no se pierdan la presentación que realizó el profesor de la Universidad de Leiden (Países Bajos) Louis Sicking, director del proyecto internacional en que se encajaba esta iniciativa.

“Los textos narrativos exaltan la dignidad del rey y el ejercicio de la autoridad”

El licenciado en Historia por la Universidad de Valladolid, Víctor Muñoz Gómez, ofreció una conferencia ayer, 22 de abril, en el Instituto de Estudios Canarios, que tenía como título Travesías, piratería y guerra naval: del mar y sus conflictos en la cronística real castellana (c. 1350-1420). Esta, forma parte del programa International Workshop. Maritime conflicts and their resolution in Atlantic Europe (13th-17th).

El historiador centró su charla en las fronteras marítimas, principalmente la Ibérica y en las crónicas reales como fuente histórica. Aclaró que para valorar estas últimas como tal, se debe tener en cuenta que “estamos ante textos narrativos, lo que implica unas lógicas internas muy determinadas pues no va a aparecer toda la información sobre determinados asuntos. Los autores van a hacer una selección muy específica sobre qué quieren contar, qué personajes van a aparecer y en qué lugares se van a mover. Todo esto con un sesgo ideológico muy marcado”. También explicó que en ellas “se encuentra una exaltación de un discurso monárquico, de la dignidad del rey y del ejercicio de la autoridad”, dado por el contexto de lectura y difusión inicial.

Muñoz Gómez destacó, por un lado, el ciclo cronístico del canciller Pedro López de Ayala, que en sus textos recoge los reinados de Pedro I de Castilla y Enrique II de Castilla, en un artículo doble, de Juan I y el principio de Enrique III; y por otro, la crónica de Juan II.

Se centró así en la época de la Edad de Oro de la marina de Castilla, coincidiendo con diferentes episodios navales como el descubrimiento de las Islas Canarias, la generalización de las navegaciones hacia el Archipiélago o el inicio de las empresas portuguesas en el norte de África y en el Atlántico.

El ponente además, comentó los diferentes combates marinos de las distintas potencias contra el Reino de Castilla y los pasajes de contiendas marítimas como el de la justificación de la guerra contra el Reino de Aragón en 1356. Lo hizo apoyándose siempre en escritos de la época, al igual que a la hora de explicar las expediciones que se realizaron a Canarias. En los documentos que se referían a esto último se podía leer, por ejemplo, las “riquezas” de las que se apoderaron en estas tierras, como “los moradores de la Isla, vendidos como esclavos, el cuero de las cabras, el sebo y la cera”.

Víctor muñoz concluyó la charla mencionando algunos de los episodios de piratería que tuvieron lugar en el mar en este periodo y nombrando los tratados de paz a los que se llegó como resolución a diversos conflictos marítimos.

“No se podían vender las naos sin autorización, pero sí arrendarlas”

Continuando con las jornadas de Maritime Conflicts and their Resolution in Atlantic Europe, el profesor Eduardo Aznar Vallejo, miembro del Departamento de Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna, habló ayer 22 de abril sobre las normas y conflictos en la navegación castellana bajomedieval en el Instituto de Estudios Canarios. En su intervención se centró en las relaciones humanas con el mar, separando su exposición en tres partes: patrones y tripulantes; transportistas y comerciantes; mercaderes y financieros. Analizó cada uno de estos vínculos desde la perspectiva de la normativa y las disputas.

El ponente comenzó su explicación tratando el tema de las reglas marítimas, que requerían de una conversación y una “afinidad” entre los maestres y la tripulación. Así, los capitanes de cada embarcación debían consultar las disposiciones con sus hombres que además “no podían vender las naos sin la autorización de sus dueños, pero sí les estaba permitido arrendarlas”.

En el apartado de los conflictos, Aznar Vallejo comentó algunas de las controversias que se solían dar en las contrataciones de los marinos, sobre todo las referidas a las propiedades compartidas de las embarcaciones y a la forma de transmisión de las mismas. La piratería también estuvo presente en su intervención al hablar de los factores económicos y todo lo referido a las deudas.

También afirmó que “la realización de actos vandálicos podría llevar a la pérdida temporal o total del navío”. Estos fraudes no siempre corrían a cargo de la tripulación, sino que los propios capitanes de los barcos podían ser quienes lo realizaran actuando en contra de la ley con fraudes y robando parte de la mercancía transportada.

Para finalizar terminó hablando de los mercaderes, que habitualmente engañaban a los maestres alegando un falso contagio de una enfermedad, impagos o actividades delictivas por parte de las cabezas pensantes de las embarcaciones.

“Los conflictos marinos pueden ser institucionales o económicos”

El Instituto de Estudios Canarios acogió ayer sábado 22 de abril una conferencia ofrecida por Roberto González Zalacaín, licenciado en Historia por la Universidad de La Laguna, titulada Soluciones privadas de problemas públicos. Instrumentos extrajudiciales de gestión de conflictos en el mundo marítimo castellano bajomedieval. Esta intervención formó parte del programa International Workshop. Maritime conflicts and their resolution in Atlantic Europe (13th-17th) que comenzó el viernes 21 de abril en la Facultad de Geografía e Historia de la ULL.

La propuesta del historiador para la charla consistió en el análisis de las posibilidades con las que contaba la sociedad del bajomedieval y de principios de la modernidad para solucionar sus disputas fuera del marco de la justicia.

La ponencia empezó con una introducción al mundo marítimo de la Castilla atlántica de la Edad Media y el papel que este tuvo en la conformación del estado moderno. Además explicó qué es un conflicto en las comunidades marítimas. En cuanto a esto último, González Zalacaín aclaró que “se debe entender como tal todo aquel en el que intervengan al menos dos de los siguientes elementos: actores que sean, por ejemplo, comerciantes o marineros; ambientes portuarios y actividades piráticas o que estén vinculadas con el comercio”.

También, comentó que pueden ser institucionales, como los que existen con la autoridad, con los impuestos o la gestión de espacios; o provocados por las actividades económicas, como la pesca ilegal, la violencia en el mar o las deudas entre mercaderes.

Para finalizar, el ponente definió los medios de resolución para este tipo de pugnas, como serían por un lado, las justicias generales y privativas, los jueces, y por otro, los procedimientos extrajudiciales como la venganza exclusiva frente al ius puniendi (la facultad sancionadora del Estado). Asimismo, González Zalacaín expuso imágenes de libros y escrituras de la época para acompañar el discurso que databan del siglo XIV.

“El comercio de esclavos era un tema de especial importancia en el Atlántico”

La Facultad de Geografía e Historia recibió ayer, viernes 21 de abril, a Carlo Taviani, doctorado en la Universidad de Perugia en Italia e investigador en el Instituto Histórico Alemán en Roma (DHI). Este impartió una charla bajo el título In the shadow of other empires: Genoese merchant networks and their conflicts across the Atlantic Ocean (1450-1530) donde trató los diversos problemas comprendidos en ese periodo de tiempo. Se enmarca dentro del International Workshop. Maritime conflicts and their resolution in Atlantic Europe (13th-17th).

En un principio Taviani destacó que hubo muchos conflictos en aquella época entre los españoles y los portugueses, ya que tenían en común el objetivo de ir a África, aunque insiste en que “cuando buscas información en fuentes escritas sobre este tipo de disputas no hay porque intentan esconderla”.

Luego, pasó a explicar el llamado silent trade, es decir, el comercio silencioso. Con esta práctica se trasladó al pasado para nombrar a Heródoto, quien acuñó este término.

Por otro lado, el investigador mostró varias imágenes como apoyo a lo que leía. En un momento, se proyectó un libro de la historia de Alemania, donde el profesor puntualizó que “estos libros no los utilizamos actualmente, aunque tienen información sobre estas cuestiones”.

Más adelante, se centró en las divisiones que había hecho sobre el comercio en el Océano Atlántico, dándole especial importancia al comercio de esclavos pues “era un tema de especial importancia”.

Finalmente, aprovechando este tema introdujo a una antigua familia, los Cattaneo, característicos por estar involucrados en este ejercicio. Sobre ellos, Taviani subraya que “a través de ellos podríamos ser capaces de encontrar más información de esta práctica”.

“La piratería urbana genera el gran conflicto marítimo del siglo XVI”

Ana María Rivera, profesora de Historia Medieval, Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad Nacional a Distancia (UNED) y autora de libros como Estudio Histórico del Puerto de Bermeo o Estudio Histórico del Puerto de Lekeitio visitó ayer viernes 21 de abril la Facultad de Geografía e Historia para impartir la conferencia El riesgo de mar, frontera y latrocinio en el Golfo de Vizcaya comprendido entre los siglos XIV y XVI.

Rivera Medina comenzó su exposición explicando los términos que identifican los conflictos marítimos de los fenómenos que se producen en el mar y analizó el perfil de los protagonistas que los lleven a cabo: transportistas o marinos. Así pues, existen diferentes códigos y ordenamientos que ponen de manifiesto la significación de estos incidentes, entre los cuales destacan el Código de las Costumbres Marítimas de Barcelona y La Hermandad del Señorío de Vizcaya del año 1479.

También señaló la importancia de los reglamentos relativos a las hermandades puesto que estos están atendidos por la justicia privada, es decir, la sociedad civil, por lo que no es necesaria la intervención del rey en los conflictos que se cometen sobre el océano.

“Teniendo en cuenta que la piratería urbana genera el gran conflicto marítimo del siglo XVI se establece una serie de normas en relación con dicha pragmática. Entre ellas, se observa la creación de un orden para que, en caso de sospecha de enfrentamiento marino, ninguna embarcación entre al puerto. De esta manera no se permite comprar sus mercancías, así como la cancelación de la tripulación y la posibilidad de que actúe la Ley en estas situaciones”, aclaró la historiadora.

Por otro lado, la profesora comentó la importancia de los desafíos en el escenario comercial entre los cuales se encuentran la lucha por el equilibrio de poder marítimo entre Castilla, Francia e Inglaterra, el papel de los transportistas vizcaíno y la piratería en el golfo de Vizcaya. Sin embargo, la doctora en Historia Medieval subrayó como telón de fondo La Guerra de los Cien Años .“Esta se produjo como iniciativa privada en la guerra marina y tuvo que ver tanto con la estabilidad como la inestabilidad de los mares”.

Por último, la ponente diferenció distintos tipos de jerarquías según la colisión. Entre ellas se encuentran la política-institucional, la del conflicto marítimo y la de los conflictos marítimos informales. Rivera Medina además dio importancia a la clasificación de cada tipo acto de piratería: “Existen diferentes maneras de generar conflictos en el mar, puesto que este es violento, por lo que no se extrañen de que se pueda establecer categorías”.

“La relación con los mercantes ingleses pasó de tribal a ser una asociación”

El docente de la Universidad de Nova, Tiago Viúla de Faria, visitó la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna como parte de las jornadas de Maritime Conflicts and their Resolution in Atlantic Europe. El profesor realizó una charla sobre las relaciones entre Portugal e Inglaterra, y se centró sobre todo, en los mercantes ingleses de la ciudad de Lisboa y los enfrentamientos marinos entre mediados del siglo XII y XIII.

El historiador aprovechó la ocasión para explicar las situaciones políticas y económicas de ambos países y las relaciones que existían entre ambos. Comenzó su exposición afirmando que los comerciantes anglosanjones no tuvieron fácil el comercio pero que con el tiempo recibieron el apoyo de la monarquía portuguesa. Así, en 1373 se firmó la alianza luso-británica, que venía a raíz del tratado anglo-portugués y que se conoce como la más antigua del mundo. Actualmente, sigue en vigencia. Trece años después, en 1386, se firmó el Tratado de Windsor entre estos dos territorios tras el casamiento de Juan I de Portugal con Felipa de Lancaster.

Una vez puesta en marcha la coalición, en 1395, el monarca portugués declaró que cualquiera que no protegiese o atacase a los mercantes ingleses recibiría un castigo severo, y por tanto, “la relación entre los mercaderes ingleses y portugueses pasó de ser tribal a convertirse en una asociación con la supervisión constante de la corona”.

Viúla de Faria considera que si no se hubiese dado una relación tan fructífera entre los anglosajones residentes en la capital portuguesa, los lisboetas y la monarquía de estos dos países actualmente los lazos entre ambos no serían ni mucho menos tan extensos. Concluyó reiterando las innumerables ventajas a largo plazo que les ha traído la coalición, subrayando las utilidades para los negociantes, y las mejoras en la economía.

Antonio Martinón: “Los españoles debemos sentirnos europeos”

La Facultad de Derecho celebró hoy, 21 de abril, el 60 aniversario de los Tratados de Roma con el lema aprendiendo del pasado para construir el futuro de la Unión Europea. La charla comenzó con la intervención de la secretaria general de la Universidad de La Laguna, Dulce Cairos, que habló acerca de la necesidad de luchar por una Europa justa y solidaria. La decana de la Facultad, Elvira Alfonso, también intervino describiendo el origen de la Unión Europea como un acto único e irrepetible. El rector de la ULL, Antonio Martinón, fue el último en participar en esta presentación asegurando que “los españoles debemos sentirnos europeos”.

Otro de los temas presentes durante su intervención fue la fecha en la que empezó a surgir el diálogo en la UE, en la Segunda Guerra Mundial. Un debate que surgiría en España veinte años después.“Los españoles se dieron cuenta de que con el odio no se podía avanzar”, finalizó.

Posteriormente, tuvo lugar un debate entre cinco ponentes conocedores del pasado y el presente de la Unión Europea. Santiago Pérez, sería el encargado de moderar este coloquio entre Juan Fernando López Aguilar, Cristina Tavío Ascanio, José Luis Rivero Ceballos, Ildenfonso Socorro Quevedo y Manuel Medina Ortega.

“Estamos en la peor crisis europea”

El coloquio empezó con el turno del viceconsejero de Economía y Asuntos Económicos del Gobierno de Canarias, Ildefonso Socorro, que habló acerca del camino que llevaron a cabo las Islas Canarias hasta su entrada en la Unión Europea. Un trayecto que “debe ser visto desde distintas dimensiones”. Socorro también mencionó la importancia de los Fondos Europeos para el Archipiélago a la hora de crear varias de las infraestructuras de las que ahora dispone. Terminó nombrando la libertad, democracia, pluralismo y la seguridad jurídica como motivos por los cuales los canarios deben sentirse orgullosos de ser europeístas.

El eurodiputado y jurista español, Juan Fernando López, fue el siguiente en tomar la palabra. “Estamos en la peor crisis europea”, aseguró de forma tajante. Se mostró muy crítico con el Consejo Europeo ya que “incumple clamorosamente sus ambiciones”. El político socialista, habló sobre el futuro de la UE manifestándose a favor de una Europa Federal con iniciativa legislativa, aunque reconoció que “estaría dispuesto a trabajar con cualquiera de las otras opciones”.

“Europa no se hará sin europeos”

Otra de las frases más llamativas durante su intervención fue “Europa no se hará sin europeos”. Fernando López señaló lo importante que es la UE en el futuro de todos los países que pertenecen a ella, por ello, comunicó a los asistentes la importancia del voto en las elecciones que, a pesar de ser muy visibles para el público, no están teniendo un alto grado de participación.

Cristina Tavío, diputada autonómica en el Gobierno de Canarias, habló de la fuerte potencia comercial que albergan las Islas, ya que a todas las empresas les interesa vender sus productos en ellas. Además, Tavío, aseguró que “Canarias se encuentra apartada del Terrorismo lo que genera un ambiente de seguridad que atrae a más turistas”. La portavoz de los derechos comunitarios, terminó mencionando lo importante que es lograr un acuerdo con Inglaterra para que el Brexit no afecte al archipiélago, pues de no conseguirlo, se perderían varias transacciones comerciales y a un gran número de visitantes extranjeros.

El catedrático de la Universidad de La Laguna y presidente de la Fundación Pedro García Cabrera, Jose Luís Rodríguez Ceballos, opinó desde un punto de vista económico sobre el camino que realizaron las Islas Canarias hasta su llegada a la Unión Europea. Para ello habló del origen, el funcionamiento y la importancia de los mercados. Rodríguez, conversó de la crisis por la que pasa actualmente toda Europa, una crisis que está provocando la polarización .”Las tareas que se desempeñan los trabajadores de la parte media de una empresa se están acortando y poco a poco van siendo sustituidos por máquinas. Un problema que, aparte de generar desempleo, genera desigualdad”, admitió Rodríguez Ceballos.

El último en tomar la palabra en este debate fue el catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Manuel Medina, que sorprendió a todos los asistentes al decir que “La Unión Europea se construyó hace más de cien años, el 28 de junio de 1914”. Según Medina el causante fue un joven de 20 años con tuberculosis, Gavrilo Princip, autor del atentado de Sarajevo que acabó con la vieja Europa. También hizo referencia a la posible Tercera Guerra Mundial y a la baja seguridad que tiene el continente ante esa posibilidad. Una seguridad que estaría al nivel de los otros países si se empezara a recortar en Sanidad y en Educación, algo impensable tanto para él como para el resto de ponentes de la mesa.

“La imagen del comerciante siempre ha sido peyorativa y problemática”

El profesor titular de Historia Medieval en la Universidad de La Laguna, Juan Manuel Bello León, concedió hoy, 21 de abril, una conferencia en la Facultad de Geografía e Historia. Su exposición titulada La protección contra la violencia a los mercaderes en la Andalucía medieval se encuentra dentro del programa International Workshop. Maritime conflicts and their resolution in Atlantic Europe (13th-17th).

Bello León explicó la imagen que se tiene del mercader destacando que “ha sido siempre peyorativa y vinculada a una vida errante y de muchos problemas. Incluso, a lo largo de los siglos XIII, XIV y XV llegaron a ser castigados”. También quiso incluir los nombres de personas que se han dedicado a este tipo de investigaciones tanto en el caso hispano con Iñaki Bazán como en el andaluz donde resaltó la figura de Antonio Collantes, Emilio Cabrera y Ricardo Córdoba.

Más tarde, subrayó que “había muchos medios que el Reino tenía a su disposición para intentar proteger a los comerciantes, como por ejemplo, los seguros concedidos por la Corona”. En este último fue en el que se centró durante gran parte de la conferencia donde describió algunos casos reales. Además, mostró un gráfico en el que se observaba, entre los años 1477 y 1478, una subida de los mercaderes que tenían seguro. “Este considerable aumento ocurrió por la presencia de la reina Isabel en Sevilla, por tanto, vemos que la estancia de la Corte favoreció a los ciudadanos”, señaló el profesor.

Por otro lado, recalcó que los casos de violencia que sufrían los vendedores se multiplicaron a principios del siglo XV, cuando “la piratería era un problema en el mundo marítimo”. Dio importancia a algunos casos en los que catalanes y portugueses eran los protagonistas, añadiendo que “esos ataques, de una manera u otra, afectaron a Canarias”.

“La piratería, aunque se crea que es algo del pasado, es una realidad actual”

El salón Rumeu de Armas, situado en la Facultad de Geografía e Historia, celebró hoy, viernes 21 de abril a las 10.15 horas, la conferencia La europeozación de la gestión de conflictos marítimos en el período pre-moderno que se enmarca dentro del seminario Conflictos y su resolución en la Europa Atlántica en los siglos XIII y XVII. Tras la introducción de Eduardo Aznar, miembro del Instituto de Estudios Medievales y Renacentistas de la ULL, comenzó la intervención de Louis Sicking, profesor de Historia Medieval y Principios de la Historia Moderna de la Universidad de Leiden, Holanda. En la presentación se recogieron los diferentes ataques piratas desde el siglo XIII hasta la actualidad.

“La piratería es un delito internacional, y aunque se tienda a pensar que es algo del pasado, lo cierto es que sigue siendo una realidad actual”, afirmó Sicking. En la lectura se hizo hincapié en cómo esta práctica ha vuelto a la lista de problemas urgentes a los que se enfrenta Europa. Se habló de cómo el transporte marítimo mundial ha sido rehén de bandas de corsarios alrededor del Cuerno de África y las aguas de África Occidental. Tal y como aclaró el ponente, “la persecución de estas organizaciones se complica por la superposición de jurisdicciones y complicados mecanismos para hacer cumplir el derecho internacional”.

Tras la explicación del Maritime Conflict Management (MCM) o la Gestión de Conflictos Marítimos, el historiador finalizó su exposición lanzando una pregunta “¿Qué podemos aprender del manejo de esta situación en el pasado?”.

Ver más
Instituto de Estudios Medievales y Renacentistas-ULL

 

Bunlar da ilginizi çekebilir...

Bir Cevap Yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir